¿Están obligadas las empresas a realizar el test covid a sus trabajadores?

El Tribunal Supremo se ha pronunciado sobre la obligatoriedad de las empresas de hacer test para detectar el covid-19. El sector afectado por el pronunciamiento de la sentencia ha sido el servicio de transporte y asistencia de emergencias sanitarias y eran trabajadores que habían estado en contacto directo o indirecto con pacientes Covid-19. No obstante, el pronunciamiento y los fundamentos de derecho se aplican a todas las empresas.

La sentencia remarca los genéricos deberes de protección de la salud que impone la normativa anterior a la situación de pandemia. No habla de normas específicas del estado de alarma, sino de la normativa general de protección de salud de los trabajadores. Así y, en referencia a los deberes de protección, se estableció lo siguiente:

· a) Adoptar medidas de ventilación, limpieza y desinfección adecuadas a las características e intensidad de uso de los centros de trabajo, con arreglo a los protocolos que se establezcan en cada caso.

· b) Poner a disposición de los trabajadores agua y jabón, o geles hidroalcohólicos o desinfectantes con actividad virucida, autorizados y registrados por el Ministerio de Sanidad para la limpieza de manos.

· c) Adaptar las condiciones de trabajo, incluida la ordenación de los puestos de trabajo y la organización de los turnos, así como el uso de los lugares comunes de forma que se garantice el mantenimiento de una distancia de seguridad interpersonal mínima de 1,5 metros entre los trabajadores. Cuando ello no sea posible, deberá proporcionarse a los trabajadores equipos de protección adecuados al nivel de riesgo.

· d) Adoptar medidas para evitar la coincidencia masiva de personas, tanto trabajadores como clientes o usuarios, en los centros de trabajo durante las franjas horarias de previsible mayor afluencia.

· e) Adoptar medidas para la reincorporación progresiva de forma presencial a los puestos de trabajo y la potenciación del uso del teletrabajo cuando por la naturaleza de la actividad laboral sea posible.

Como es de ver en la dicción literal del precepto, en ningún momento se impone a la empresa la obligación de realizar test de detección del Covid-19 y así se ha pronunciado en la sentencia el Tribunal Supremo.