Novedades para garantizar la igualdad entre hombres y mujeres en el ámbito laboral

Por un lado, hablaremos del Real Decreto 901/2020, de 13 de octubre, por el que se regulan los planes de igualdad y su registro y se modifica el Real Decreto 713/2010, de 28 de mayo, sobre registro y depósito de convenios y acuerdos colectivos de trabajo.

Todas las empresas, independientemente del número de trabajadores que tengan, tienen que respetar la igualdad de trato y de oportunidades en el ámbito laboral y adoptar medidas dirigidas a evitar cualquier tipo de discriminación laboral entre mujeres y hombres, promoviendo condiciones de trabajo que eviten el acoso sexual y el acoso por razón de sexo, y estableciendo procedimientos específicos para su prevención y, en caso de producirse, para su tramitación y solución.

A pesar de dicha obligatoriedad general, sólo se exigirá que todas estas medidas se recojan explícitamente en un Plan de Igualdad en las empresas con cincuenta o más trabajadores, o bien cuando lo establezca el convenio colectivo de aplicación o cuando fuera consecuencia de un acuerdo sancionador.

Este Plan de Igualdad deberá elaborarse siguiendo lo establecido en la norma referenciada y, además, registrarse, y dicha obligación entra en vigor el 14 de enero de 2021. Si la empresa ya tuviera un Plan de Igualdad, tendrá el plazo de un año para adecuarlo. En el caso de los grupos de empresas se permitirá tener un sólo plan para todas ellas.

Por otro lado, hablaremos del Real Decreto 902/2020, de 13 de octubre, de igualdad retributiva entre mujeres y hombres (desarrollo reglamentario del artículo 28 del Estatuto de los Trabajadores).

Se establece el «principio de igual retribución por trabajo de igual valor» y se define como que es de «igual valor» cuando la naturaleza de las funciones o tareas efectivamente encomendadas, las condiciones educativas, profesionales o de formación exigidas para su ejercicio, los factores estrictamente relacionados con su desempeño y las condiciones laborales en las que dichas actividades se llevan a cabo, en realidad, son equivalentes.

En este caso, todas las empresas, independientemente del número de trabajadores que tengan y el convenio o acuerdo colectivo que les sea de aplicación, deberán identificar las discriminaciones, ya sean directas o indirectas.

Para ello, a partir del 14 de abril de 2021, deberán tener un registro retributivo de toda su plantilla, incluido el personal directivo y los altos cargos, e incluirá los valores medios de los salarios, los complementos salariales y las percepciones extrasalariales de la plantilla desagregados por sexo. El periodo temporal que se tomará como referencia para su elaboración será el año natural.

Los trabajadores podrán acceder a dicho registro, pero únicamente se le facilitarán las diferencias porcentuales que existieran en las retribuciones promediadas de hombres y mujeres.

Las empresas con cincuenta o más trabajadores deberán incluir una auditoría retributiva, siguiendo lo establecido en la norma referenciada, en el Plan de Igualdad indicado anteriormente.

El Ministerio de Trabajo y Economía Social y el Ministerio de Igualdad publicarán un modelo para la elaboración de dichos registros. Además, para poder valorar los puestos de trabajo, se publicará un procedimiento de valoración de los mismos.

En SYG Consultores, muy comprometid@s con la igualdad entre hombres y mujeres, podemos asesorarte en todo este proceso y preparar toda la documentación necesaria para garantizar el cumplimiento de todas estas medidas.